Opinión: Total War Battles: Shogun

El pasado fin de semana tuvo lugar una de las múltiples promociones de nuestra querida plataforma de distribución digital Steam. El objetivo de la campaña ha sido la serie Total War de Sega, y ha durado desde el día 28 del pasado mes hasta hoy, 1 de octubre. ¿Las ofertas? 25 % de descuento en todos los juegos y cada día un descuentazo en un juego diferente. En mi afán de construirme un castillo con la cantidad de juegos que almaceno en mi cuenta de Steam, no he podido resistirme a una de las ofertas que han aparecido, porque además, le tenía bastantes ganas al susodicho juego, que no es otro que Total War Battles: Shogun.

TWB:S es una especie de spin-off de la aclamada serie Total War Shogun, aunque lo más apropiado sería llamarlo “entrega para móviles”. Y es que el juego del que os hablo salió primero para Android y los dispositivos móviles de Apple, pero en menos de un mes llegó a Steam, con un precio algo más elevado pero con algunas mejoras gráficas además del sistema de logros y marcadores de la plataforma.

Los gráficos son majuelos, simplones pero efectivos, todo marcado con una estética en plan pintura que a mí, personalmente, me gusta mucho. La jugabilidad es muy simple: empezamos cada misión en un territorio dividido en hexágonos y nos dedicamos a crear nuevas unidades y hacer que se desplacen hasta el otro extremo para enfrentarse al ejercito rival. La gracia del sistema de este sistema de juego es que nuestros soldados no podrán volver hacia atrás, y junto a la división en hexágonos recuerda bastante a un juego de tablero.

La interfaz durante el juego es sencillísima: abajo aparecerán las unidades que hemos comprado, y se iluminarán cuando se puedan desplegar. Seleccionando cada unidad desplegada podremos darle ordenes para que se mueva o se detenga.

Hay dos modos de juego: la campaña, en la que encarnamos al hijo del jefe del clan de la Grulla que se ve sumergido en una historia de traición y venganza; y las escaramuzas, que son batallas sueltas en situaciones específicas. El objetivo de las misiones no consiste siempre en acabar por completo con el ejercito enemigo; a veces hay que eliminar ciertas unidades, acabar con un número concreto de soldados enemigos o incluso conseguir construir un número específico de edificios dentro del “tablero”, sin que haya batalla alguna.

Me parece que mi reciente vicio a Los descubridores de Catán hace que quiera un poco más de la cuenta a este juego…

¿Contras? Unos pocos, sí. En general, lo peor del juego es que se nota que es un port directo del juego de móviles pero con mejoras gráficas. Los menús apenas tienen opciones, y la imagen queda con unos bordes negros que no están ahí para hacer ver que es una película, no. Además, durante la partida, podemos pasar por caja para obtener packs de experiencia, que se utiliza para potenciar las características de nuestras tropas. Lo típico de los juegos móviles.

Así que, resumiendo. TWB:S es un buen juego, entretenido, bonito y desafiante. Pero aunque tengas ganas de jugarlo, no vale la pena que pagues los 5,99€ que vale en Steam. Descárgalo en tu móvil o espérate a las ofertas de Navidad de Steam, que si se repite el descuento te saldrá por 3€.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s